domingo, 27 de diciembre de 2015

"A propósito de Abbott" de Chris Bachelder


¿Por qué tienes que leer este libro?


  • Porque te darás cuenta de la necesidad fundamental de los humanos de decorar otras especies, cuando, acompañando a tu hija a la tienda de animales, descubras cangrejos ermitaños de colores.

  • Porque tras realizar varios experimentos, llegarás a la conclusión de que tu perro, además de tener miedo a los truenos, los fuegos artificiales, los motores que petardean, los aviones, los camiones de la basura, las furgonetas de reparto, los otros perros, los gatos, la gente, los pájaros y los bichos ruidosos, los espantapájaros, los muñecos de nieve, las cometas y las banderas, algunos árboles, la lluvia torrencial, la llovizna, la niebla, los cielos nublados, los cielos parcialmente nublados, las ráfagas de viento y las refrescantes brisas veraniegas, también le asusta el rumor apenas audible del papel higiénico al desenrollarse.

  • Porque si le preguntas a tu hija cómo quiere que se llame su nuevo hermanito, te arriesgas a acabar poniéndole a tu hijo "Guepardo".

  • Porque descubrirás, después de varios años casado, que el matrimonio es una lucha (técnicamente, una negociación) por ver cómo se reparte el Mal Humor y quien tiene más derecho a tenerlo.

  • Porque te enojará la rapidez con la que el fontanero desatasca la tubería principal, ya que ello no te permitirá presumir delante de tu mujer de lo eficazmente que estás solventando el problema, porque no le habrá dado tiempo de volver todavía a casa.

  • Porque te dará tanta pena que tu hija se corte el pelo por primera vez, que cogerás sus pequeños rizos dorados del suelo y los guardarás en una bolsa que esconderás para que tu mujer no los tire.

  • Porque si no fueras un frustrado humanista sin plaza fija en el campus estrella de un sistema universitario estatal, te gustaría ser científico en el trabajo de campo de un proyecto de investigación inútil, como por ejemplo, el estudio de las luciérnagas, para pasarte los veranos llevando a cabo esa investigación en el mismo lugar de Pensilvania, sentado en una roca prominente y contemplando desde arriba las luciérnagas que titilan en un enorme campo en forma de cuenco.

  • Porque un caluroso día de Junio, estando embarazada, perseguirás por el parking de un outlet a tu hija, que corre en calcetines amarillos con el pañal medio caído porque no le da la gana vestirse.

  • Porque estás tan estresado con la paternidad, que le abres la puerta al técnico de la nevera con el brazo completamente cubierto de pegatinas de mariposas, llevando encima tres o cuatro pulseras, unos diez collares y a tu hija llena de rayas de rotulador, para que te acabe diciendo que si la nevera no enfría es porque tienes que subirle el termostato.

  • Porque por mucho que lo intentes, no lograrás sorprender a tu mujer (ni tan siquiera haciendo pan de plátano); podrán sorprenderle tus actos, pero no tú mismo, te conoce demasiado bien.


jueves, 26 de noviembre de 2015

"Frankenstein" de Mary Shelley


¿Por qué tienes que leer este libro?


  • Porque la mañana te traerá un amigo inesperado, aunque sí anhelado.

  • Porque nunca habrás sentido tanta curiosidad por escuchar una historia.

  • Porque tendrás la más feliz de las infancias, con los mejores compañeros de aventuras, aprendiendo las cosas por deseo, no por obligación.

  • Porque el resultado de tu trabajo no será el que esperabas, e incluso, llegará a asustarte.

  • Porque una persona inocente pagará por un crimen cometido por tu culpa.

  • Porque aprenderás lo que es la vida observando a través de una rendija.

  • Porque un regalo imprevisto te abrirá las puertas a otros mundos.

  • Porque aceptarás una cruel petición a cambio de la promesa de una futura paz.

  • Porque serás acusado falsamente de un asesinato, pero tu vida será tan desdichada, que preferirías ser culpable de ese crimen para así poder morir.

  • Porque, a causa de incumplir un trato, terminarás pagando un precio muy alto.


martes, 27 de octubre de 2015

"Las afinidades electivas" de Johann Wolfgang Goethe


¿Por qué tienes que leer este libro?


  • Porque cuando por fin hayas conseguido la estabilidad personal y matrimonial idónea, tu marido querrá imponerte una incómoda visita que amenazará todo lo que has logrado hasta ahora, e incluso, tus futuros planes.

  • Porque descubrirás que entre las relaciones humanas y la química no existen tantas diferencias como tú creías.

  • Porque el regreso de un familiar muy querido, traerá novedades a tu casa y a tu vida, algunas deseables y otras, quizás no tanto.

  • Porque cobijarás bajo tu techo al adulterio consentido, a pesar del mal ejemplo que ésto pueda representar.

  • Porque no hay mejor manera de destapar una pasión, que intentar ocultarla a los ojos de los demás.

  • Porque procurarás mantenerte ocupada con los quehaceres diarios de la casa para no pensar en la persona amada a la que han arrancado de tu vida.

  • Porque durante el delirio de tu clausura, una noticia echará por tierra todas tus esperanzas futuras.

  • Porque el nacimiento de un nuevo miembro de la familia, traerá la desgracia de alguien a tu alrededor.

  • Porque la visita de tu caprichosa hija, pondrá la casa patas arriba, y de paso, tus nervios a prueba.

  • Porque un talentoso empleado te hará uno de los más bellos regalos que hayas visto en tu vida, y lo hará con todo su cariño, desde su corazón.


lunes, 28 de septiembre de 2015

"Todo" de Kevin Canty


¿Por qué tienes que leer este libro?


  • Porque el cinco de Julio, tú y una amiga bajaréis al río, os sentaréis en las rocas con una botella de Johnnie Walker etiqueta roja y hablaréis de un amigo en común que murió hará once años.

  • Porque recordarás una fiesta de demolición, en la que se invitó a todo el mundo a venir con un mazo para derribar una antigua choza y prenderle fuego mientras tomaban pollo y cerveza y un grupo de música tocaba. Pero no estarás segura de que ese recuerdo sea totalmente cierto.

  • Porque una inocente tarde pesca con un amigo, surcando el río lentamente en lancha, te costará un buen susto.

  • Porque después de pasear, en una primera cita, mientras el te habla de un montón de cosas que no te interesan, comenzarás a desnudarle mentalmente por curiosidad, a pesar de que ni siquiera te cae bien.

  • Porque una inesperada visita, a causa de un favor, te deparará una velada sorprendentemente agradable, cosa que hacía años que no te pasaba.

  • Porque durante una larga primavera, mientras la nieve se fundirá y luego volverá a congelarse cada tarde, comerás pescado blanco ahumado con vino tinto, beberás infusiones y whisky y subirás a la cima de Snowbowl con tu camioneta para ver un eclipse solar.

  • Porque en vacaciones, alquilarás un bungalow en una isla al sur de Thailandia, con playas de arena blanca y blanda y pasarás las noches en un bar bebiendo whisky y los días echada al sol leyendo "Anna Karenina".

  • Porque una noche, huyendo de un compañero de cama indeseado, contemplarás desde la ventana a oscuras, a una pareja de punkies borrachos, vestidos con chaquetas de cuadros escoceces y vaqueros negros, metiéndose mano contra la verja de hierro.

  • Porque conducirás por la nieve, en una carrera contrarreloj, para intentar salvar la vida de un ser querido.

  • Porque alguien que te ama, será capaz de organizar una exposición de arte con decenas de cuadros en los que verás tu rostro.